Cómo afrontar la vuelta de vacaciones sin perder #productividad

Poco a poco los empleados van volviendo a sus puestos de trabajo. Se acaban las tan deseadas las vacaciones de verano y se vuelve a las rutinas de trabajo, pero corremos el peligro de pasarnos las primeras semanas pensando en el chiringuito, lo que afecta a nuestra concentración. Por eso vamos a ver cómo afrontar la vuelta de vacaciones sin perder productividad.

Lo principal es tratar de ponernos al día lo antes posible de las novedades que tenemos. En este sentido si tenemos a alguien que se ha ocupado de hacer de backup de nuestro trabajo es sencillo. Si somos autónomos o hemos dejado nuestro trabajo aparcado la primera tarea es organizar y priorizar el trabajo pendiente.

Algunas trampas para la productividad en las que no podemos caer

Pero esto a veces es más sencillo decirlo que hacerlo y hay que evitar ciertas cuestiones para coger ritmo de trabajo lo antes posible.

  • No pasarnos el primer día revisando el correo electrónico, por muchos que tengamos acumulados, prioricemos las tareas y vayamos sacando trabajo adelante. El objetivo no es acabar con la bandeja de entrada con cero correos por leer.
  • No nos entretengamos más de lo debido contando nuestra vacaciones, es inevitable hablar de como nos ha ido, pero tampoco hay que entrar en detalles, ya que a poco que nos liemos nos hemos pasado media mañana contando anécdotas, enseñando fotos, etc.
  • Cuidado con las redes sociales tanto si accedemos desde nuestro puesto de trabajo como a través del smartphone. Puede que cueste más concentrarse a la vuelta, por eso el acceso a estas redes es más peligroso ya que podemos quedarnos atrapado más tiempo del que nos gustaría.
  • Si te cuesta concentrarte los primeros días, usa un temporizador Pomodoro para dividir tus tareas en periodos más cortos en los que mantener la cabeza sólo en una tarea. La multitarea no es adecuada a la vuelta de vacaciones. Cuanto antes cojamos ritmo de trabajo, menos se nos irá acumulando en nuestra mesa.
  • Aleja el smartphone lo más posible, las interrupciones de las notificaciones nos hacen perder la concentración muy rápido. Es el momento de pensar en planificar o por lo menos visualizar cómo será el último trimestre del año.

Lo cierto es que no es fácil volver a ponerse en marcha, vencer las inercias de las vacaciones y volver a tope, pero tenemos que poner de nuestra parte para tratar de coger el ritmo de trabajo lo antes posible, si no queremos empezar el nuevo curso ya con retrasos en las tareas.


Share with Share on Google+