¿Qué son los indicadores de productividad y para qué sirven?

Los indicadores de productividad son aquellas variables que nos ayudan a identificar algún defecto o imperfección que exista cuando elaboramos un producto u ofrecemos un servicio.

De este modo reflejan la eficiencia en el uso de los recursos generales y recursos humanos de la empresa, y pueden ser cuantitativos y cualitativos.


Así, básicamente, en cuanto a la fórmula de cálculo, el índice productivo, o la productividad, es el cociente entre la producción y el consumo, es decir, entre el beneficio y el coste, todo en función del tipo de empresa de la que estemos hablando.

Por eso, para cada empresa existen unas variables comunes, y otras personales y subjetivas que hay que valorar en sus indicadores de productividad.

Para empezar, el término indicadores de productividad es algo completo puesto que la productividad se puede desglosar en varios índices. Por ejemplo, en cuanto a materiales, se puede ver cuanto material se compra, y cuando sale de venta, y con eso ver la merma o cuanto material se desperdicia, y estudiar como aprovecharlo. Esto sería la productividad de la materia prima utilizada.

Lo mismo se puede aplicar al tiempo utilizado, a la cantidad de personal, los salarios o coste de ese personal, etc., todo ello para posteriormente, crear un indicador de productividad global de la empresa. Pero este desglose nos permite detectar cuales son los puntos más débiles de la empresa y así poder mejorarlos.

Tomemos como ejemplo la comparativa de dos empresas para valorar sus indicadores de productividad. Imaginemos, que fabrican vehículos. Imaginemos que el precio de venta de un vehículo es el doble en una que en otra. Los indicadores de productividad que utilizarán ambas empresas son diferentes. Mientras la empresa con el producto caro se fijará más en la calidad, la empresa con el producto más económico, intentará producir más cantidad a menor coste. Todo dependerá del cliente final a quien va dirigido el producto.

Al final, tiene que haber un beneficio, solo que para una empresa el gasto será invertido en más cantidad de personal para producir más rápido, y en la otra posiblemente en personal más cualificado, con un coste más elevado para la empresa, pero quedará absorbido por el incremento de calidad del producto y por lo tanto, por el precio del mismo.

En el caso de la empresa con el vehículo más caro, hay un indicador de productividad importantísimo, que es el valor de marca, es decir, el valor añadido del producto por llevar una marca detrás, algo que también produce para la empresa, ayuda a vender, y a generar más beneficio, es decir, a aumentar la productividad.

En este sentido, uno de los problemas más comunes en las empresas es no conocer realmente cuál es la eficiencia de sus instalaciones, perdiendo por ello potencial de actuación. La OEE permite conocer en qué grado están aprovechadas las máquinas es muy importante porque el coste de funcionamiento de las mismas es, en la mayoría de ocasiones, más alto que el coste horario de mano de obra.

Este es uno de los muchos problemas de productividad  que Simple Formación puede ayudarle a solventar.

Aquí tiene un listado de todos los problemas de productividad de su empresa en los que podemos ayudarle.

 

pida presupuesto:

mejora de la calidadY recuerde que tanto en este problema concreto de indicadores de productividad como en todos los relacionados con la productividad, logística y eficiencia de su empresa, SIMPLE PRODUCTIVIDAD le ofrece soluciones eficientes y rentables.

Póngase en contacto con nosotros y le elaboraremos un presupuesto de actuación de manera totalmente gratuita.

  • EMAIL: info@simpleproductividad.es
  • TELÉFONO: 686 708 578

.


Share with Share on Google+