TALLER PULL SYSTEM: en busca del flujo continúo en nuestra producción

El principal objetivo del Pull system es el reparto uniforme de las órdenes de producción a lo largo de un periodo dado de tiempo.

Para comenzar el Pull System debemos tener  la información de la demanda del cliente a corto, medio y largo plazo. Si ésta falta, el nivelado de la producción nos creará muchos problemas.

 

Las empresas luchas para ser más eficientes y eliminar toda aquella actividad que añada costes y no valor.  Es aquí donde se hace imprescindible el flujo continuo en todos los proceso, eliminando desperdicios que son costosos para la organización y así reducir notoriamente el tiempo de entrega.

Pero el obtener el flujo continuo es una tarea además de titánica, casi imposible de lograr en todo el flujo del proceso ya que cualquier variación en los procesos interrumpiría este flujo continuo, variaciones tales como descomposturas de máquina, piezas defectuosas, cambios o  preparaciones de equipo, falta de material y un sin número de factores impedirán que el material fluyera entre los procesos creando huecos o falta de material entre ellos. Esto se traduciría en fallos en el suministro de producto y, por ende, en la entrega del cliente.

¿Pero cómo podemos tener un flujo continuo que nos permita evitar desperdicios y ser más competitivos?.

pull3La solución para evitar la ruptura del suministro de material en el flujo de los procesos es la implementación de un sistema de empuje o “pull system” el cual consta de "almacenes" y señales de arranque y paro conocidas como “Kanbans”  que harán las veces de amortiguador para así dar la sensación de un flujo continuo.

Pero ¿por qué empuje o “pull system”?. Porque por medio de este sistema la demanda puede ser satisfecha mediante un “buffer” o almacen el cual deberá de ser rellenado o reemplazado el material que fue consumido, tal forma que dará la sensación de que el material fluye de forma continua aunque en realidad no lo es.

Así, cada vez que en nuestros procesos no podamos lograr un flujo continuo, la solución es implantar un “pull system” o empuje entre esos dos procesos.

La demanda del cliente deberá en todo momento activar o desactivar al proceso, evitando de esta forma sobreproducción o paros en el suministro. Es por eso que la demanda deberá de marcarle la pauta al proceso. Pero hay dos formas de hacerlo, una es, mediante la reposición de un buffer de material situado en un almacen (figura 1)...

pull1

... y otra es activando el proceso desde el inicio o núcleo (figura 2).

pull2

Como se puede observar, en el sistema de empuje por reemplazo, el inventario se reduce significativamente con respecto del obtenido en un sistema de empujar o “push”. El Pull system reparte de manera uniforme las órdenes de producción a lo largo de un periodo dado de tiempo.

.

PIDA PRESUPUESTO:

mejora de la calidadEn todos los relacionados con la productividad, logística y eficiencia de su empresa, SIMPLE PRODUCTIVIDAD ofrece soluciones eficientes y rentables.

Póngase en contacto con nosotros y le elaboraremos un presupuesto de actuación de manera totalmente gratuita.

  • EMAIL: info@simpleproductividad.es
  • TELÉFONO: 686 708 578

.

.


Share with Share on Google+