¿Jornada continua o jornada partida para ser más productivos?

Estamos ante el eterno debate de cómo ser más productivos para una empresa: trabajar en jornada continua o hacerlo de forma partida. Cada uno tiene sus seguidores y detractores.

Si hablamos de productividad muchas veces hablando con diferentes empresas ha surgido el tema en la conversación. Trabajar por la tarde es un tiempo perdido, entre que vuelves de la comida y haces tiempo para salir, entre que te centras y te pones, no cunde nada. Entonces si buscamos ser más productivos en la empresa, ¿mejor jornada continua o jornada partida?

Por lo general las razones de tener una jornada partida muchas veces tienen que ver con ampliar el horario comercial de nuestra empresa o un mayor tiempo de atención al público, no con cuestiones que tengan que ver con la productividad de los trabajadores. Si queremos mantener un horario amplio y una jornada continua, implica tener diferentes turnos, en tramos que se solapen sólo en parte. Esto muchas veces complica un poco la organización de las tareas y acaba apostándose por jornadas partidas.

ser más productivosA nivel de productividad una jornada continua implica que tenemos menos tiempo de descanso para comer o tomar algo, por lo general alrededor de 20 minutos, lo que hace que no nos planteemos una comida formal, sino algo más frugal. A la vuelta al trabajo no nos sentimos tan pesados y recuperar el hilo y la concentración es más sencillo.

Pero también a medida que avanza el día y vamos acumulando cansancio es más complicado mantener la concentración en las tareas. Tenemos que hacer verdaderos esfuerzos en las últimas horas del día si tenemos jornadas de 10 horas, que con el desplazamiento se pueden ir a las 12 en las grandes ciudades sin ningún problema.

Si no queda más remedio siempre podemos organizar el trabajo para tener en las últimas horas del día las tareas que requieren una menor concentración, o necesitan menos creatividad para que salgan adelante. De esta manera compensamos un poco, pero en muchos casos las horas finales de una jornada partida son horas casi perdidas.

Este horario tan extenso no es tan habitual en otros países de Europa, y que tienen una productividad mayor que el nuestro. No por estar más tiempo abiertos generamos más negocio, sino que muchas veces lo que estamos generando es más gasto, de luz, climatización, etc. en nuestras empresas. El tema de la conciliación de vida personal y laboral, ya es otra cuestión aparte.

.


Share with Share on Google+