TALLER SMED EN EMPRESA DE AUTOMOCIÓN (ABRIL 2016)

A finales de este mes de abril, hemos organizado en las instalaciones de uno de nuestros clientes. En este caso perteneciente al sector de automoción, otro taller SMED.

El objetivo final de este tipo de talleres es doble: reducir el tiempo de cambio y, en la misma medida, disminuir los lotes de fabricación. El resultado es que los stocks intermedios se reducen y, por tanto, el coste del inmovilizado de la empresa.

Otros beneficios de los talleres SMED son la mejora de la organización de los cambios mediante la definición de las tareas a realizar, así como su orden, quien las realiza y cuando.

Asimismo, se definen, más exactamente, las tareas que hay que hacer para asegurar la calidad del producto que se va a fabricar mediante los controles de parámetros, aspecto y medidas de la primera pieza.

Todo ello, se documenta y se expone en la máquina para que sirva de ayuda y formación a los operarios que hacen los cambios.

En el taller SMED participan, por supuesto, los operarios que realizan el cambio, mantenimiento de máquina y moldes, calidad, supervisor de la sección, ingeniería, responsable HSE y coordinador de mejora continua.

La sistemática del taller es simple: ver el cambio filmado con anterioridad, anotar los diferentes pasos del mismo, problemas observados, herramientas y útiles necesarios. Finalmente, el equipo de trabajo estandariza la manera de hacer el cambio, establece las acciones de mejora y el objetivo a alcanzar.

En resumen, con este tipo de talleres SMED, aprendemos, mejoramos, participamos en las soluciones, aportamos nuestra experiencia y creamos equipo.